Maderas blandas vs maderas duras

diferencia entre madera dura y madera blanda

Diferencias entre madera dura y blanda

Los términos madera blanda y madera dura no se refieren necesariamente a la densidad o dureza de la madera en sí.

La madera blanda y la madera dura se distinguen en la naturaleza por su reproducción más que por su apariencia y atributos finales.

En general, la madera dura proviene de árboles que pierden sus hojas anualmente.

La madera blanda proviene de la conífera, que por lo general permanece siempre verde.

Los árboles de los que se obtiene la madera dura tienden a crecer más lentamente, lo que significa que la madera suele ser más densa.

Madera dura

La madera dura se considera el material más versátil, con aplicaciones que van desde revestimientos y muebles, instrumentos musicales, pisos, construcción y construcción de embarcaciones.

Es un material de verdadera belleza, disponible en innumerables combinaciones de especies, especificaciones y colores.

Debido a su estructura condensada y más compleja, las maderas duras generalmente ofrecen un nivel superior de resistencia y durabilidad.

Los tipos más comunes de maderas duras incluyen roble, teca, sapele, iroko y meranti.

Como estos crecen a un ritmo mucho más lento y requieren tiempos de secado más largos, estos factores aumentan el costo de la madera.

Las maderas duras tienden a ser mucho más resistentes que las blandas y, a menudo, se reservan para proyectos que requieren la máxima durabilidad.

Las maderas duras como haya, arce y nogal suelen reservarse para proyectos de carpintería a medida, muebles artesanales, suelos de madera y enchapados finos.

Estos tipos de madera dura son los más adecuados para estas tareas, ya que desean características estéticas particulares, como el color y la veta de la madera.

Madera blanda

La madera blanda es conocida por su versatilidad y resistencia.

Procedente de todo el mundo, con una gran variedad de aplicaciones y un atractivo estético notable, la madera blanda se puede utilizar en una amplia gama de proyectos internos y externos, desde muebles y pisos hasta terrazas, paisajismo, ebanistería externa y aplicaciones estructurales.

Las maderas blandas están disponibles y se manipulan más fácilmente.

También se desarrollan a un ritmo más rápido, lo que lleva a niveles de costos más bajos.

Son flexibles, más livianos y menos densos que la mayoría de las maderas duras.

Las maderas blandas se utilizan comúnmente para molduras interiores, la fabricación de ventanas, marcos de construcción y generación de productos en hojas como madera contrachapada y tableros de fibra.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are makes.